El hotel La Casa de los Tomillares dispone de siete habitaciones . Casi todos los muebles del hotel están a la venta. Su propietaria, anticuaria y decoradora desde hace 22 años, ha creado este espacio para intentar ofrecer a sus clientes una sensación de lujo y confort haciéndoles sentir que están en su propia casa de campo, con todos los detalles y lujos propios de un gran hotel. Es un hotel para la gente a la que no le gustan los hoteles.

Los huéspedes de la casa de los Tomillares, disponen de muchas opciones culturales, gastronómicas o deportivas, o bien pueden dejar que les preparemos un picnic para disfrutar en cualquier lugar de la finca, o elegir un rincón para relajarse y descansar. La casa de los Tomillares ofrece un servicio, cálido y personalizado para atender a sus clientes y hacer que su estancia sea inolvidable.

Las habitaciones, todas con vistas al jardín, están decoradas de forma diferente, con preciosas telas, sabanas de algodón egipcio y magnificas camas king size que aseguran el confort y el descanso, climatización individual por suelo radiante tanto de calor como de frío, amenities de L’Occitane, caja de seguridad, TV, wifi, servicio de limpieza diario y de lavandería y planchado (bajo solicitud), servicio de habitaciones y piscina.