La Casa de los Tomillares es un hotel de lujo situado en Candeleda, un paraíso en el sopie de la Sierra de Gredos. un lugar de descanso privilegiado y exclusivo con una decoración muy especial para que los clientes se sientan en su propia casa de campo.

Dispone de ocho habitaciones dobles decoradas cada una de forma diferente con muebles antiguos franceses donde se ha cuidado hasta el último detalle.

La Casa de los Tomillares es un hotel lleno de encanto y rincones especiales, fruto de un proyecto que comenzó hace muchos años y en el que su propietaria ha logrado conseguir un espacio casi mágico en este medio rural donde aislarse del mundo, en un ambiente de paz y tranquilidad con las incomparables vistas del pico Almanzor, el más alto de la Sierra de Gredos, al fondo.

Candeleda y Gredos

Candeleda es un municipio de Ávila en la cara sur de Gredos, en la encrucijada de las provincias de Toledo, Cáceres y Ávila. Al norte, la sierra de Gredos, le protege del frío de la meseta castellana y al sur los ríos Arbillas y Tiétar recogen las aguas de las abundantes lluvias de Gredos. Al oeste La Vera y al este Arenas de San Pedro.

El paisaje es una naturaleza privilegiada que varía desde las altas cimas pedregosas con la reina de los animales de la zona, la cabra hispánica, a los robledales y brezales de las laderas y los sopiés plagados de huertas y cultivos, encinas y robles. En todas partes, miles de aves como la cigüeña negra y común, garzas, patos y paradas de grullas que hacen de este un lugar excelente para los birdwatches o amantes de la observación de los pájaros.

Son múltiples las actividades que se pueden planificar desde la casa de los Tomillares. Además de los paseos por la finca y picnics, es especialmente practicado en la zona el senderismo guiado por Gredos, eligiendo las rutas en función de su dificultad y la experiencia de los caminantes. Además paseos a caballo, piragüismo por el río Tietar y la visita al embalse de Rosarito que se encuentra a 1,5 km de la casa de los Tomillares.

La caza es otro de los grandes alicientes de la zona para aquellos que la practican , visitas al museo de las abejas y las cuevas del Águila.

La casa de los Tomillares ofrece también la posibilidad de jugar al golf en el campo de 9 hoyos de Candeleda, con vistas de un lado al pantano de Rosarito y de otro a la Sierra de Gredos.

Si lo que prefieren es descansar también podrán relajarse con un magnifico masaje. La masajista podrá ir a su propia habitación con la camilla para que el cliente esté siempre lo más cómodo posible.